Correr perfecto

La técnica de carrera es uno de los aspectos más importantes y a la vez más descuidados por los corredores populares. Para largas distancias la eficiencia y economía de los movimientos nos pueden ahorrar un buen puñado de minutos. lo que daría por ser capaz de correr como Mirinda, podría hacer 2:56:51 en el maratón del Ironman de Hawaii (recordamos el aperitivo previo de los 3800m de natación y 180Km de ciclismo) , y triturar récord femenino del segmento a pié. Bueno vale, no batiría el masculino, pero me conformaría igualmente. Claro que medir 1’61m y pesar 52Kg ayuda para moverse con tanta ligereza, pero hay que reconocer que su técnica es impecable.

No todo es hacer kilómetros y kilómetros. Se trata de hacerlos bien (y rápido, claro)

Mirinda Carfrae Run

Rinny

Etiquetas:

6 Comentarios

  1. Pablo Cabeza dice:

    Se corre con las piernas, pero también con los brazos, y a veces nos olvidamos. Importante: para correr bien es necesario educar toda la fase apoyo- impulsión, y para hacerlo correctamente no podemos calzar esos mazacotes de camara de aire que nos trataban de meter por los ojos; con eso sería imposible alcanzar la técnica perfecta, esa en la que el talón ni contacta con el suelo…

    saludos

  2. ZeRoTe dice:

    Pablo, ¿algun video o tutorial donde podamos ver la manera correcta de correr y asi ponerla en practica?

  3. Alvaro dice:

    En estos videos hay una colección de ejercicios de técnica:

    http://www.youtube.com/watch?v=xlsIOjziU5E
    http://www.youtube.com/watch?v=daWOEre-AWU

    Ademas, el “Mr” es el prota.

  4. Pepe dice:

    Vaya! Una gran ayuda y reportaje, gracias por compartirlo

Deja un comentario





Autor:

visita mi página web

Siempre me ha gustado el deporte pero odiaba correr. Me ahogaba me asfixiaba, hasta que un día comprendi que el truco era olvidarse de la velocidad a la que corren los demás y aprender a disfrutar del camino. Soy un corredor malo, muy malo, pero me encanta correr....y nadar y el ciclismo, así que me hice triatleta. Ahora sueño con ser capaz, algún día, de llegar a Kona.