Archivo para marzo, 2011

Barefoot running: a.k.a. correr descalzo

Los nuevos materiales han traído al mundo del running una amplísima gama de sistemas de amortiguación, control de pisada, flexibilidad de la suela o transpiración. Muchos de estos avances no son tales y en mi opinión representan más el deseo de reinventarse para ofrecer algo nuevo que vender que un avance tecnológico real. Una nueva vuelta de tuerca a la tendencia de hiperamortiguar o supercompensar en el calzado es hacer justo lo contrario: zapatillas minimalistas. Cada vez aparecen mas modelos para “corredores naturales” con suelas finas, amortiguación nula o muy leve, que tratan de conseguir o al menos imitar el efecto de correr descalzo. Cuando corremos descalzos – por ejemplo, por la arena de la playa-, la pisada tiende a apoyar primero el metatarso, en lugar del talón, como hacemos el 90% de los corredores. Newton running propone en sus zapatillas forzar este efecto “obligando” a realizar el apoyo con el metatarso reforzando esa parte de la suela. Inov8 o las Vibram “five Fingers” plantan modelos con amortiguación mínima para poder sentir el suelo “literalmente” en la planta del pie.

Descalzo

Descalzo

El lado mas extremo de esta tendencia a minimizar la tecnología es correr completamente descalzo. No es ninguna novedad, el legendario Abebe Bikila consiguió el oro en Maratón en Roma 1960 totalmente descalzo. Los adeptos a esta práctica avalan que -cristales y chinchetas al margen- reduce el riesgo de lesiones al realizar la pisada de manera mucho mas natural y adaptada al cuerpo humano. Según esta tendencia, correr con zapatillas adultera la pisada provocando un enorme impacto en el talón que debe absorberse con la propia zapatilla y las rodillas, mientras que el apoyo de metatarso es mucho mas natural al deslizar el pie de adelante hacia atrás sin el freno que supone el apoyo inicial del talón. Eso si, la planta del pie debe quedar como el lomo un papel de lija tras un simple trote. Será cuestión de acostumbrarse.

Yo he probado zapatillas de todo tipo y es cierto que cuanta menos amortiguación, menos dolores he sufrido, pero también es verdad que cada vez he entrenado más, por lo que supongo que mi organismo poco a poco se ha ido adaptando los impactos y las cargas de entrenamiento, y por tanto no puedo afirmar que la disminución de molestias y lesiones se deba únicamente a la simplificación de las zapatillas. Es cierto que algunas marcas abusan de ultratecnología y sofisticados métodos de amortiguación para captar clientes y llamar la atención, pero no todos los corredores pueden permitirse el lujo de correr descalzos o con poca amortiguación. Para ello hace falta tener un peso adecuado (ligero) y una técnica lo suficientemente buena para que los apoyos con la parte delantera del pie sean suaves y flexibles. Cambiar el el tipo de apoyo para corredores experimentados, requiere un periodo de adaptación previo y mucha paciencia para obtener una ganacia mínima en caso de existir. ¿Es correr descalzo el contramárketing del márketing?

Bajando

Cerro Abajo por las calles de Valparaiso (Chile), con perros sueltos y todo. Impresionante, aunque mi descenso MTB favorito sigue siendo este.

VCA 2010 RACE RUN from changoman on Vimeo.

Visto en cyclingtips