La primavera

Llevo mas de un mes sin correr, por problemas varios. Trabajo, bronquitis, dolores aquí, allá, pero no puedo quitarme de la cabeza que debería calzarme de nuevo las zapatillas cuanto antes y trotar un poco, gracias a la legión de trotones que cada mañana, cada tarde y a todas horas toma los parque, las avenidas y cualquier calle. Llega la primavera y al menos en Madrid, llega el Mapoma,  la media, la Universitaria, la carrera de la mujer, la del Agua, ya corremos hasta al taller. Los entrenamientos se multiplican, las series, tiradas largas. Solos o en grupo, da igual, los atletas se mezclan con el polen, a primera o a última hora, ya no se nota el frío y se pueden hacer esos kilómetros de más que te dejan tranquilo, la puesta a punto antes de la gran cita. Cuando acabe la primavera, en Junio, la gran mayoría seguirá corriendo durante el verano, y gran parte del otoño, pero en invierno, solo los mas adictos, los que nunca pueden dejarlo del todo seguirán manteniendo limpios de hierba los caminos. El próximo invierno espero seguir siendo uno de ellos.

Para los debutantes mucho ánimo y valor,  para los veteranos aplomo y cabeza fría, que las experiencia es un grado pero nunca hay que perder el respeto a las distancias, sean cuales sean. Todos me dais mucha envidia, a disfrutar.

Etiquetas:

1 comentario

  1. Pablo Cabeza dice:

    No dejes de correr nunca, ni en invierno. Asi sabrás disfrutar mejor de cualquier estación…

    saludos

Deja un comentario





Autor:

visita mi página web

Siempre me ha gustado el deporte pero odiaba correr. Me ahogaba me asfixiaba, hasta que un día comprendi que el truco era olvidarse de la velocidad a la que corren los demás y aprender a disfrutar del camino. Soy un corredor malo, muy malo, pero me encanta correr....y nadar y el ciclismo, así que me hice triatleta. Ahora sueño con ser capaz, algún día, de llegar a Kona.