Trucos para correr en invierno y disfrutar de ello

Año nuevo y nuevos propósitos. Tras las toneladas de turrón y polvorones, una de las promesas mas recurrentes en la resaca de las fiestas es la de hacer deporte, y no hay maneramas fácil de empezar que con un poquito de running.  Pero un simple vistazo a la previsión meteorológica o un primer intento poco afortunado puede hacer que toda la motivación inicial se esfume y no queramos volver a saber nada mas del noble arte de correr -con suerte-  hasta bien entrada la primavera. Correr con frío puede ser tanto o mas placentero que con buen tiempo, he aqui algunos trucos para lograrlo.

Vístete adecuadamente

Lo primero a tener en cuanta es que no hay tiempo malo sino mala elección de ropa. Unos de los errores mas comunes es el de abrigarse en exceso, con la consiguiente incomodidad durante y después del ejercicio a cambio de estar calentitos inmediatamente antes de empezar.

Cuando corres vas a sudar en el 100% de los casos, asi que evita la ropa de algodón o el sudor acumulado se enfriará y te pelarás de frío. Es mejor llevar varias capas de ropa fina, así podrás poner y quitar prendas para conseguir una mejor adaptación a las condiciones de intensidad del ejercicio, temperatura y viento.

No pasa nada si nada mas pisar la calle tienes un poquito de frío, en cuanto empieces a correr la temperatura corporal subirá y la sensación de frio desaparecerá a los pocos minutos.

Los dedos son muy sensibles a las bajas temperaturas y mas aún corriendo, unos guantes finos es mas que suficiente para protegerlos si las condiciones no son extremas. Cubrir las orejas y la cabeza también es una buena idea si el termómetro marca valores negativos, pero por encima de 8-10ºC puede hacer que nos asemos de calor.

Las piernas tendrán menos frío que los brazos, puesto que mientras corres la demanda de oxigeno es mayor y por tanto el flujo sanguíneo será mas activo.  Como norma general yo sólo utlizo mallas largas si el termómetro está en valores bajo cero, pero esto es muy personal y el termostato de cada uno puede variar.

Si llueve o nieva tampoco hay mayor problema, una capa exterior impermeable con algunos agujeros para transpirar es mas que suficiente para mantenernos cómodos, la unica precaución aqui es no pisar demasiados charcos para que no se empapen los pies ( calcetín mojado, ampolla segura).

Si tienes dudas, en la web de runner’s world puedes encontrar sugerencias de cómo vestirte en funcion de las condiciones climatológicas.

No olvides lo fundamental

El calentamiento siempre es importante, pero con frío aún mas. Comienza a correr suavemente para que tu cuerpo se acostumbre y tus piernas se calienten adcuadamente, 10 o 15 minutos deberían ser suficientes. Tampoco hay que descuidar la hidratación, puede que no tengamos sed tan rápido como en verano, pero sudaremos y perdermos líquido por lo que sigue siendo fundamental.

Si corres sobre o nieve o hielo extrema la precaución, sobre todo al subir o bajar escalones, bordillos y cambios de dirección. Una placa de hielo en el punto de apoyo puede jugarnos una mala pasada y acarrearnos un doloroso golpe. Normalmente unas zapatillas de running en ciudad o de trail para la montaña tienen agarre suficiente,  pero si somos especialmente torpes, podemos ayudarnos de un poco de tracción adicional.

Y por supuesto, al ser los dias mas cortos, mantente siempre visible, utiliza alguna prenda reflectante, led, lámpara frontal o lo que consideres oportuno según las circunstancias. Especialmente si corres por zonas mal iluminadas con cruces de carreteras. Puedes ahorrarte buenos sustos si peatones y sobre todo conductores, te ven adecuadamente.

¡A entrenar!

 

 

 

Etiquetas:

0 Comments

Puedes ser el primero en dejar un comentario. ¡Corre!

Deja un comentario





Autor:

visita mi página web

Siempre me ha gustado el deporte pero odiaba correr. Me ahogaba me asfixiaba, hasta que un día comprendi que el truco era olvidarse de la velocidad a la que corren los demás y aprender a disfrutar del camino. Soy un corredor malo, muy malo, pero me encanta correr....y nadar y el ciclismo, así que me hice triatleta. Ahora sueño con ser capaz, algún día, de llegar a Kona.